Mar Benegas: Canción para Eva en tres tiempos

jueves, 8 de marzo de 2012

Canción para Eva en tres tiempos




cuando abrimos los ojos ya estábamos sucias
pero ese pecado nunca fue nuestro

un perro informe nos lame los pies
servilismo del Poder
no lo alimentéis hermanas, dejadlo morir de hambre


I
compañeras del miedo
debajo de la lengua tenemos un espectro

amarillo como un cajón lleno de cadáveres
en el jardín no queda ni ceniza
ni los huesos albos de aquel no nato
libre era su nombre
pero lo ahogaron en el vientre de su madre

insulto demográfico
su esquela la llevamos afilada
en el vértice íntimo de nuestra decadencia
nos atraviesa la médula, sedosa
suave como piel recién parida
ahí llevamos la huella de los Amos
y la damos de mamar a nuestros Hijos



II
compañeras del miedo
somos todas esclavas

un baboso engendro
me germina en el útero
se retuerce
y me ofrece un mercenario por amante
al que veré mas dos horas al día
y también da mi cuerpo
al neón suntuoso del Abismo
la máquina registradora me cercena la carne
la despega poco a poco de mi hueso
así voy

así vamos compañeras


III
compañeras del miedo
levantaos

el Imperio es un tumor
un vasto erial en nuestras venas
os llamo desde aquí, desde la sima
extirpemos a la mansa, a la callada
extirpemos el silencio
seamos la rebelión más amorosa
cultivemos la revolución del útero inflamado
prendámonos las unas a las otras

seamos el incendio y la explosión


(del libro inédito La Ciudad)

1 comentario:

María Solís Munuera dijo...

Qué bueno, Mar. Esperaremos con impaciencia La Ciudad.