Mar Benegas: pretérito imperfecto

domingo, 27 de diciembre de 2009

pretérito imperfecto

agua de pretéritos

colgando espaldas un cadáver,
cementerio que se arrastra
con mis almas muertas,
arqueando
la serpiente de mis vértebras
su bostezo de difunto

y delante de mi
un recién nacido
que brama hambriento
ante treinta y cuatro pechos
que habrán -si pueden-
de alimentarlo

baile de las estaciones
que asesinan la inocencia



4 comentarios:

SEFA dijo...

Me encanta,Mar,la imagen del presente como un recién nacido que brama hambriento ante treinta y cuatro pechos...
Tus poemas son cada vez mejores. Bien valen unas horas de no estudio.

Mar dijo...

gracias... mi hermosa sefa.

(la hormiguita hace horas extras y a veces encuentra tesoros como tú)

Adolfo Payés dijo...

Asesinan la inocencia..

Escribes maravilloso..

Un abrazo
Con mis Saludos fraternos...

Que el próximo año sea de éxitos en todos tus proyectos venideros..
Y Gracias inmensas por tu compañía este año que culmina..
Seguiremos siempre compartiendo letras llenas de esperanza..

lala dijo...

gustome mucho