Mar Benegas: ¿qué es un niño? (extractos de Cuéntame y Cántame, ed. UNED)

jueves, 10 de marzo de 2011

¿qué es un niño? (extractos de Cuéntame y Cántame, ed. UNED)

 
La educación parte de una idea fundamental, tan firme como estúpida: que se sabe lo que es un niño. Lo saben porque saben el futuro de ese niño, porque ellos van a formarlo y conformarlo y todo eso por su pretendido bien, porque, si no, el pobre sería un desadaptado social, un marginal, y hay que hacer perfectos individuos para el futuro: ciudadanos sumisos, fieles creyentes de lo que hay que creer, puntales consumidores de lo que al Mercado le interese vender, esclavos felices del Dinero. Someterles de antemano a un futuro, labrarles un futuro, hacerles un futuro, aunque sea al precio de cargárselos de presente: no dejar vivir al niño para fabricar al Hombre. Como si a cada niño se le colgara al cuello ese cartelito de obras, que tan frecuentemente vemos a cada paso en las ciudades del Desarrollo,y que reza: "perdone las molestias: estamos trabajando para su futuro". Y todo eso se hace como sabiendo qué es un niño. Se pretende conocer ese misterio siempre imprevisto y escurridizo de un niño. Porque no se sabe: se aprende de los niños. Por ejemplo, enseguida se les sustituye el lenguaje, que no es de nadie y es para cualquiera, el hablar que es del pueblo, por la escritura, que ya se sabe que es de la Cultura y los cultos, que es de Arriba.

(extracto del prólogo de Agustín García Calvo,  del cancionero didáctico cántame cuéntame de Isabel Escudero)

Nana del niño chico
¡Ay!, sueño de niño chico,
en sueño de mamá grande:
la una sabe y olvida,
el otro aún no sabe.

Voz que canta y que cuenta
la vida que no es de nadie:
todavía no sé decirte,
pero tampoco callarme.

Por el mar de tibia leche
la doble vela del pecho,
amor, a los dos nos mece.

Un hilito de luz clara
dice que ya viene el día:
el niño abre los ojos,
la madre ya está dormida.

Duérmete, mi niño,
no tengas miedo:
los ojitos cerrados
y el cielo abierto.

Isabel Escudero.





1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

Bello..

Espero pases un fin de semana de los mejores.. suerte en todo



Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer eres luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...