Mar Benegas: Aproximación a Adrift's Book

sábado, 8 de diciembre de 2012

Aproximación a Adrift's Book

 Texto de la presentación de Sayak Valencia en Librería Primado, de su libro Adrift's Book. Puedes comprarlo aquí con gastos de envío gratuitos hasta enero.



 
Bien podría haber elegido, para presentar Adrift's book, textos de Casilda Rodrigañez, de su libro el “Asalto al Hades”, o de cualquiera de sus artículos, o algún extracto de “Política Sexual” de la gran pensadora Kate Millett, o de Beatriz Preciado de su libro “Testo Yonqui”... sin embargo, me quedo con Foucault, ya que tengo su lectura más próxima en el tiempo, en concreto dos textos breves: El ojo y el poder1, entrevista referida a la obra de Jereremias Bentham“Panóptico”2 y a su libro “Vigilar y Castigar”, y en la que se hace un repaso sobre las arquitecturas del poder, el ojo que todo lo mira, el panóptico como modo de control, aquel Gran Hermano del que nos hablara Orwell3. Pero también ese otro texto El sujeto y el poder, donde pone de manifiesto la diferencia entre ser humano y sujeto, y los canales que utiliza el capitalismo gore4, para convertir a los seres humanos en meros objetos/sujetos de dominación.

El trabajo más intenso de Foucault se basó en este dirimir: el sujeto es algo que el poder necesita, muy por encima de cualquier otra realidad. Desde esa lectura, y de forma sincrónica, llegó, junto a los libros de Sayak, el último libro de Aristas Martínez, que sin duda es un artefacto narrativo de alto riesgo: “La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías5”, otra apuesta de libro inclasificable. Fue en la lectura de este libro que encontré una cita, también de Foucault, que creo se aproxima a Adrift's Book:

Si la identidad consiste en un juego, en un procedimiento para fomentar relaciones sociales y de placer sexual que determinen nuevos vínculos amistosos, entonces es útil. Ahora bien, si la identidad se convierte en el problema capital de la vida sexual, si la gente cree que ha de descubrir su propia identidad y que esta identidad ha de erigirse en norma, principio y pauta de existencia; si la pregunta que se formulan de continuo es: "¿Actúo de acuerdo con mi identidad?", entonces retrocederán a una especie de ética semejante a la de la virilidad heterosexual tradicional. Si hemos de pronunciarnos respecto a la cuestión de la identidad, hemos de partir de nuestra condición de seres únicos. Las relaciones que debemos trabar con nosotros mismos no son de identidad, sino más bien de diferenciación, creación e innovación. Es un fastidio ser siempre el mismo. No debemos descartar la identidad si a través de ella obtenemos placer, pero nunca debemos exigir esa identidad en norma ética universal.”

De esto hablaba Foucautl, a mí me ha llevado a esto otro, que escribí hace algún tiempo pero que le he añadido algunos fragmentos para la ocasión:

Aquello fue determinante, se sentía indeterminada. O tal vez se sentía indeterminado. Sin identidad ni identificación. Se sentía no.

Se sentía disfrazada. ¿Ella era ella o era él? el-la

Era lo: lo que no se puede nombrar, lo que no se comprende, lo que no debería existir, lo que no cuelga, lo que no se muestra, lo que no tiene nombre, lo que no. Se sentía no, era lo que no: la negación.

¿Él era ella o era ello? Ello y ella, lo y él, el-la-lo. Cuentes como cuentes siempre gana la o, porque 1= a incógnita. Porque uno o una= a esto o aquello pero nunca a lo no determinado, nunca lo otro.

Era ella pero no.

¿Y si al género le añadimos la duda? Y si al género le añadimos una pistola, y a Gertrud Stein, y si al género lo dinamitamos, lo hacemos estallar, y baila con unas botas rojas y unas azules. Y si tenemos el rojo y el azul y los hacemos estallar. Y si al género negro lo pintamos de rojo y de azul y lo hacemos estallar porque... ¿cómo puede alguien seguir viviendo después del azul?

Será en Adrift's book, donde el cuerpo se convierte en arma, arma que derriba o lo intenta, el omnipresente panóptico del poder, pero también veremos al cuerpo identitario como el propio panóptico de esa porción de poder que emana del sujeto, del sujeto que dejó de ser persona, para convertirse en herramienta.

"Lo primero que embiste al abrir el libro es un interrogante, estamos ante ¿poesía o novela? A mí me costó unas cuantas páginas dubitativas hasta que por fin lo entendí: Adrift's Book no tiene género, no pertenece a ningún género, y por eso es una metáfora en sí mismo, como objeto completo y terminado, de su propio contenido.

Pero no queda ahí el experimento escrito de Sayak Valencia, puesto que la sucesión de episodios narrados sin una escenografía, sin “presentación, nudo y desenlace” a modo de prosa poética, será también una sucesión de interrogantes nuevos, la mayoría de ellos sin respuesta, pero que interpelan directamente al propio cuerpo del lector."6

------------------------------



Sayak Valencia Triana (Tijuana, Mx, 1980).

Doctora Europea en Filosofía, Teoría y Crítica Feminista por la UCM, poeta, ensayista y exhibicionista performática. Ha cursado estudios con Judith Butler, Gayatri Chakravorty Spivak, Beatriz Preciado, Monserrat Galcerán, entre otrxs. Ha dictado conferencias sobre Capitalismo Gore, transfeminismos, feminismo chicano, feminismo poscolonial, arte y teoría queer en diversas universidades de Europa y América. Ha publicado los libros: Adrift´s Book (Aristas Martínez, Badajoz, 2012), Capitalismo Gore (Melusina, Barcelona, 2010), El reverso exacto del texto. (Centaurea Nigra Ediciones, Madrid 2007). Jueves Fausto (Ediciones de la Esquina / Anortecer, Tijuana 2004), así como diversos artículos y ensayos en revistas de España, México, Argentina, los Estados Unidos y Colombia. Como artista de performance, sus trabajos se basan en la ocupación del espacio público, a través de un cuerpo queer que interpela los patrones de “normalidad”, conectando con el uso del cuerpo como soporte artístico, político y como centro de múltiples discusiones.

Algunos de sus poemas han sido traducidos al francés, al inglés, al polaco y al alemán y publicados en revistas de poesía de dichos países. Su poética se basa en mezclar el lenguaje de la poesía con múltiples lenguajes, por ejemplo, el de la filosofía para crear herramientas para pensar y resistir.

Es Co-fundadora del Interdisciplinario La Línea, grupo feminista que, desde el año 2002, a través de la escritura, la teoría, la producción editorial, el arte audiovisual, la acción en espacio público y el performance hace una exploración crítica del proceso escritural y artístico en el área binacional entre Tijuana (MX)/San Diego (CA) y también en Madrid y Nueva York.
 ----------------------------------------------

2 Jeremias dedicó su atención al tema de la reforma penitenciaria, elaborando por encargo de Jorge III un modelo de cárcel (el Panopticon) por el que ambos entraron en conflicto. Bentham ideó una cárcel en la cual se vigilara todo desde un punto, sin ser visto. Bastaría una mirada que vigile, y cada uno, sintiéndola pesar sobre sí, terminaría por interiorizarla hasta el punto de vigilarse a sí mismo. Bentham se dio cuenta de que "el panóptico" era una gran invención no sólo útil para una cárcel, sino también para las fábricas. Si bien el modelo de Bentham fue criticado (aunque él lo consideraba una genialidad), de alguna forma todas las cárceles, escuelas y fábricas a partir de aquella época se construyeron con el modelo panóptico de vigilancia.1 El modelo del Panopticon fue analizado por Michel Foucault en Vigilar y castigar. (fuente Wikipedia)

3En su libro 1984.
4Libro ensayístico de Sayak Valencia.
5Libro escrito por el colectivo Juan de madre, de muy recomendada lectura. (aquí)
6Extracto de la reseña que realicé para Culturamas sobre Adrift's Book. (aquí)