Mar Benegas: El hombre de los caballos

domingo, 27 de enero de 2013

El hombre de los caballos





El hombre de los caballos hace una cruz en el cielo y se pone el sol, 
hace un círculo y se recrudece la batalla de los amantes, 
hace una línea larga y la noche se traga a los  campesinos.
El hombre de los caballos susurra y se escuchan las semillas rompiéndose en mil pedazos debajo de la tierra.
El hombre de los caballos tiene nombre de jilguero y dirige la industria de lo generoso.
El hombre de los caballos no lleva sombrero pero sabe contar hacia dentro mi amor.
El hombre de los caballos no viaja en avión, es un carruaje de abejas de miel, es un globo propulsado por libélulas, es un barco de vapor contra un cristal frío donde un niño dibuja una sonrisa.
El hombre de los caballos ha estado en Nueva York y ha vuelto en la misma noche, conmigo. 


Poema-sueño. Con y para Jesús Ge 


Imagen Yuri Laptev